.

TRANSLATE

ESTUDIO DE CONTACT IMPROVISACIÓN ---------------------------------------------- CONTACTO-----------VER MAPA

Kungfú. Ana Jorge


Viernes de 9.30h a 11.30h
Abono mensual 40 Clase suelta/prueba 15€

Inscripción previa. Aforo limitado, 
cuidados covid. 

enestudiobcn@gmail.com  
+34 661 061 187 

"Kungfú" significa (entre otras cosas, ya que los caracteres chinos tienen multiplicidad de significados) "maestría que se logra con tiempo y esfuerzo".
El estilo que practicamos, es un estilo de Kungfú (*) tradicional e interno, llegó al estado español en los años 70, de la mano de un maestro chino. Sus discípulos continuaron este estilo, que no es muy conocido ni mayoritario, y del cual actualmente hay unas 10 escuelas en el estado español.
(* Debajo mas info sobre qué es el Kungfú)
Nuestra escuela se llama Yù Táng, y pertenece a la Asociación de Escuelas de Kungfú y Taichí Nei Kung. Somos 2 profesoras (Ana y Leti) y alrededor de 40 alumnxs, en una escuela itinerante.
Por nuestras posiciones políticas (feministas, antiracistas, anticapitalistas, comunitarias…), siempre vamos a vincular nuestra práctica a estas luchas. Creemos que la enseñanza de lo que ha llegado hasta nosotras de esta práctica milenaria es de lo más valioso que podemos ofrecer a nuestras comunidades.
Para nosotras, el Kungfú es un tesoro infinito que debemos agradecer a la filosofía y medicina tradicional china. Tiene que ver con la defensa personal, pero también con una concepción de la salud holística, donde se trabaja para mantener un equilibrio psico-físico-espiritual-energético. En las clases de kungfú ejercitamos:
*La autodisciplina y el autocontrol *La concentración y la memoria *La psicomotricidad y la lateralidad
*El fortalecimiento (físico, mental, energético) *La elasticidad *Técnicas para aprender a defendernos. *Canalizamos nuestras emociones (como la rabia, el miedo, la frustración...) La dinámica de la clase es: 30’ de calentamiento 1h de técnica de kungfú 30’ de relajación (estiramientos, masaje, chikung…) No se necesita experiencia previa, ni una determinada condición física. Cada unx vamos a desarrollar nuestro propio kungfú según quienes somos. La ropa de trabajo es (idealmente) camiseta blanca de manga corta y pantalón largo negro de artes marciales (o chandal).
Ana Jorge es profesora y fundadora de la escuela de Kungfú y Tachí Yù Táng, donde imparte clases regulares de estas dos disciplinas en Barcelona, Manresa, Artés y Valencia desde el 2011, así como cursos intensivos en Catalunya, Francia y Alemania. Formada también en danza y teatro en Valencia, desarrolla su trabajo como educadora, facilitadora y tallerista en espacios tanto autogestionados como institucionales. Desde una perspectiva comunitaria, trabaja en procesos colectivos relacionados con las luchas feministas, antiracistas, las pedagogías críticas y la disidencia sexual y corporal. Ha formado parte de la organización de «Cuerpos Políticos» (Encuentros Internacionales de Danza y Políticas del Cuerpo), que se desarrollan anualmente en diferentes lugares de Europa desde hace 11 años. Desde hace 15 años, participa y organiza eventos relacionados con la autodefensa feminista.
El Kungfú es un arte marcial chino. Hace milenios que en China (así como en muchos otros países asiáticos, y en otras partes del mundo) se venían desarrollando las Artes de la Guerra (maneras de defenderse cuerpo a cuerpo). Pero la manera tan completa y avanzada como se desarrollaron las Artes Marciales chinas, según escritos que han llegado hasta nuestros días, se debe a la influencia del budismo hindú, aproximadamente a partir del 500 d.C, que tuvo una gran repercusión en China, tanto a nivel filosófico, como espiritual, medicinal, y también marcial. A partir de ese contacto entre China e India, la manera de practicar Artes Marciales evoluciona de una manera muy profunda y completa, ya que se trabaja tanto externamente (fortalecimiento del cuerpo físico, técnicas de ataque y defensa…) como a nivel interno (desarrollo de la energía vital, que se traduce, entre otras cosas, en una vida más larga y una calidad de vida mucho mayor).
De hecho en China a sus Artes Marciales se les ha llamado con distintos nombres a lo largo de su historia y su geografía (Wu Shu, Ba Gua...). El término "Kungfú" es el nombre que se popularizó en occidente como sinónimo de "artes marciales chinas", a raíz de la serie de TV del mismo nombre. "Kungfú" significa (entre otras cosas, ya que los caracteres chinos tienen multiplicidad de significados) "maestría que se logra con tiempo y esfuerzo".
El Kungfú llega a occidente a través de la migración China a Estados Unidos, en los años 60-70. Durante toda su historia, Estados Unidos (igual que ha ocurrido en Europa), ha ido abriendo y cerrando sus fronteras a la población china, según ha necesitado mano de obra (y otras estrategias geopolíticas), y siempre ligado a leyes y políticas racistas. Una de estas aperturas sucede en los años 50, después de que China fuese aliada contra Japón en la Segunda Guerra Mundial. Durante bastante tiempo, esta comunidad china llegada a EEUU, debido entre otras cosas al tratamiento racista que recibía, no compartió sus conocimientos (por ejemplo sobre Artes Marciales) con lxs blancxs. Sin embargo, a partir de los años 70, empieza a haber un gran interés en occidente por este “arte marcial misterioso e invencible”, debido a la propagación de películas de kungfú, a través de la industria cinematográfica Hollywood-HongKong, y algunos Maestros Chinos deciden empezar a enseñar kungfú, taichí, chi kung... a occidentales en Estados Unidos, y después en Europa.